Elige el calzado adecuado para entrenar indoor

Como consecuencia de la situación de COVID-19 que estamos atravesando, cada vez es más común practicar deporte en casa o en un centro de manera individualizada para evitar las aglomeraciones. En Personal Gim by ISG Sports os traemos los mejores consejos para saber qué tipo de calzado es el adecuado a la hora de hacer deporte en un recinto cerrado.

Es muy importante elegir las zapatillas adecuadas, pues un mal uso de las mismas, pueden hacer que el entrenamiento sea desagradable e incómodo. Y no sólo eso, sino que puede acarrear serias consecuencias para tu salud, como por ejemplo, la aparición de ampollas, fracturas, esguinces de tobillo y sobrecarga de rodillas y tendones.

Hay que tener cuidado con la tendencia de utilizar zapatillas estilo lifestyle para entrenar. Estas zapatillas de ocio no están pavimentadas ni reforzadas, están hechas para andar a un ritmo moderado, por lo que su utilización en un entrenamiento más intenso puede sobrecargar los tobillos, las piernas e incluso fracturar el hueso del empeine. Lo mismo ocurre con las zapatillas de correr. El calzado de los runners está especialmente adaptado para ellos, con una suela distinta, reforzando en diferentes lugares al requerido en una zapatilla de entrenamiento convencional.

Entonces, ¿qué calzado debo utilizar para entrenar indoor?

  • Para el entrenamiento intensivo (CrossFit, HIIT, tabata, circuitos…) es necesario el uso de un zapato que te brinde un alto soporte y que sea flexible a la vez que estable. Lo necesitarás para correr, trepar, saltar y levantar cargas pesadas.
  • Para el entrenamiento de baja intensidad (ejercicios de espalda y equilibrio, utilización de pesas y mancuernas, entrenamiento en máquina…) se necesita un calzado ligero y que no pese en las piernas. Es por eso que para este tipo de entrenamiento no será necesario más que un soporte medio y cómodo. 
  • Para el levantamiento de pesas y la realización de peso muerto y sentadillas, se recomienda un soporte fuerte con un talón elevado que permita apoyarte en todos los movimientos y hará que levantar pesas sea menos desagradable.
  • Para realizar pilates o yoga es recomendable la utilización de zapatillas que pesen poco, sean cómodas y aireadas. Un calzado que te brinde la mayor facilidad y libertad en los movimientos y estiramientos. 

Para terminar, no olvides que además de lo ya mencionado, es importante probar las zapatillas de manera correcta. En una tienda física puedes consultar al especialista y probarte el calzado asegurándote que todos los movimientos son cómodos.