HEMOS CAMBIADO AL CAMARERO POR EL ENTRENADOR PERSONAL, ¿SALIMOS GANANDO?

Los beneficios de practicar deporte son indiscutibles, y sabemos que son compatibles con una vida social activa. Por eso hemos cambiado al camarero por el entrenador personal como nuestro confidente y asesor. ¿En qué hemos salido ganando?

Las resacas, ese malestar general que aparece tras una noche de copas desaparece si moderamos el consumo de alcohol y llevamos una vida más activa. El organismo, si está acostumbrado al ejercicio, se regenera más rápido pero ¡ojo! eso no quiere decir que si entrenas bebas más.

La vida saludable no sólo ayuda a perder peso, también ofrece otras ventajas como el bienestar general y que las actividades cotidianas sean mucho más llevaderas y fáciles de realizar, en resumen: cansándote un poquito cada día en los entrenamientos con tu entrenador personal en Valencia hará que te canses menos con el resto de actividades como cargar la compra, correr un poquito para llegar al bus o simplemente llevar a cabo las mil tareas que tenemos cada día.

Dormir mejor. El alcohol ralentiza el metabolismo y durante el tiempo que dormimos tras tomarnos unas copas el cuerpo está intentando digerir y metabolizar todo ese alcohol, malgastando esa energía que le resta al descanso. ¿Qué pasa si bebes mucho? que dormirás mal, ¿y si entrenas? dormirás mucho mejor y te levantarás más descansado y lleno de energía.

Por esto hemos cambiado al camarero por el entrenador personal, una tendencia saludable en alza que nos deja una sociedad más sana y activa. Además beber mucho alcohol los fines de semana (mucho es considerado más de dos copas) perjudica al entrenamiento, ya que el cuerpo se adapta peor a los resultados conseguidos en el gimnasio y hará que tu evolución sea mucho más lenta.

Así que ya sabes cambia el camarero por el entrenador personal y apúntate ya a la vida saludable, practica ejercicio y tranquilo que sí, un par de cervecitas están permitidas 🙂