DESMONTANDO MITOS (2): FALACIAS SOBRE EL MÉTODO PILATES

Hace un tiempo os hablábamos de las similitudes entre el yoga y el pilates, a pesar de tratarse de disciplinas distintas y complementarias entre sí. En el post de hoy, os desmentimos algunos de los mitos más comunes que puedes escuchar sobre el Pilates.

– El método Pilates solo trabaja el abdomen: es cierto que el Pilates se enfoca en el trabajo desde el centro del cuerpo, especialmente en los músculos abdominales profundos, porque la tonificación de los mismos y del suelo pélvico provee estabilidad y libertad de movimientos a todo el cuerpo. No obstante, el objetivo del Pilates no se limita a los vientres planos, sino a crear un cuerpo flexible y fuerte trabajando todas las partes del cuerpo de manera balanceada. Es una fusión entre cuerpo y la mente siguiendo los principios de control, concentración, respiración, fluidez y precisión.

– El Pilates es fácil: una de las mayores ventajas del Pilates es la posibilidad de modificar sus ejercicios para diferentes públicos: embarazadas, ancianos, discapacitados, personas en rehabilitación… Existen clases para principiantes, sesiones intermedias y avanzadas. Quizá la lentitud con la que se realizan los ejercicios da apariencia de facilidad, pero esa resistencia es precisamente la que complica la disciplina.

– El Pilates es para mujeres: el método Pilates no tiene distinción de género y, de hecho, fue creado por un deportista profesional para ayudar a rehabilitar soldados de guerra.

– El Pilates es curativo: el Pilates puede corregir una mala postura de la columna vertebral y evitar dolores de espalda, así como sustituir sesiones de kinesiología o masajes para prevenir más lesiones, pero si el paciente sufre una rotura o una lesión grave, necesita ver a un médico, no a un instructor de Pilates.

Después de despejar dudas, si quieres saber más acerca del Pilates en Valencia o iniciarte en su práctica, ponte en contacto con nuestro gimnasio en Valencia PersonalGim.