¿CONOCES LA FISIOTERAPIA PREVENTIVA?

Además de ayudar a pacientes que han sufrido una lesión a recuperarse, un fisioterapeuta también tiene una labor preventiva. Es decir, poner en marcha una estrategia para reducir el riesgo de que las lesiones ocurran o, en caso de que tengan lugar, que sean más leves. ¿Cuáles son, por tanto, las claves de la fisioterapia preventiva?

– Dependiendo de las condiciones físicas de la persona en cuestión y del ejercicio que está realizando, el primer paso de la fisioterapia preventiva debe reconocer gestos o movimientos típicos susceptibles de provocarle una lesión. De esta forma anticipará al paciente con entrenamiento preventivo para reducir el riesgo de lesión.

– Este punto sigue intrínsecamente ligado al anterior. Es importante conocer a fondo los movimientos del deportista para poner en marcha la fisioterapia preventiva. El fisioterapeuta deberá denotar desequilibrios musculares, falta de fuerza o resistencia, mala postura durante la práctica de deporte…

– Si ya existen lesiones previas, la fisioterapia preventiva debe inducir a una conducta por parte del paciente que impida una recaída. Además de recuperar la movilidad y eliminar el dolor, el deportista debe realizar entrenamiento propioceptivo para readaptarse.

– El entrenamiento funcional ayudará al deportista a centrarse en el control de movimientos para que su cuerpo sepa responder mejor a esfuerzos, desequilibrios o cualquier imprevisto.

– La fisioterapia preventiva también corrige movimientos repetitivos que cualquier sujeto –no solo deportista– realiza en su vida diaria, como puede ser el tecleo en el móvil o el manejo del ratón del ordenador.

La fisioterapia preventiva resulta útil tanto para deportistas profesionales que temen recaer en sus lesiones como para deportistas amateurs o simples ciudadanos que quieren mejorar su postura y sus gestos diarios para no padecer ninguna. En nuestro gimnasio en Valencia PersonalGim encontrarás los mejores fisioterapeutas de la ciudad, con un planning personalizado y adaptado a tus patologías. Asimismo puedes iniciarte en el entrenamiento funcional con un entrenador personal que te ayudará en tu día a día a prevenir malas posturas, gestos o molestias. ¡Visítanos!